Coaching Organizacional

“Las cosas no cambian luchando contra la realidad existente.
Para cambiar algo, es necesario construir un nuevo modelo
que haga que el modelo existente se transforme en obsoleto”.
Richard Buckminster Fuller

En el coaching organizacional, miraremos sistémicamente a la empresa, haciendo foco sobre el clima, comunicación, liderazgo y cultura.

El Coach facilita llegar a los objetivos, observa, trabaja sobre la confianza, lo que se dice y lo que se calla. Intervendrá en las actitudes, tipos de liderazgo, compromiso, comunicación, relaciones interpersonales, motivación, equilibro trabajo-vida personal, delegación y autonomía.

¿En qué consiste un Proceso de Coaching Organizacional?

Atravezar este proceso consta de varias etapas:

  1. Un análisis de la situación actual, incluyendo un diagnóstico de la misma como sistema, los valores predominantes y foco cultural.
  2. Una indagación acerca de cuáles son los objetivos, la escala de valores y las metas que desea lograr y aún no ha podido obtener.
  3. La identificación de la brecha de mejora.
  4. Un análisis de la viabilidad de alcanzar ese estado deseado en las condiciones y plazos planteados.
  5. Una estrategia y plan de acción que vamos aplicando y evaluando en interacciones sucesivas.

Metodología

Los métodos usados pueden variar según las necesidades de cada empresa, pero algunos de los que más utilizamos son:

  • Trabajo de campo: Observaciones programadas y entrevistas en profundidad.
  • Conversaciones de coaching ejecutivo, para directivos y jefes.
  • Programas de capacitación para implementar herramientas de coaching, trabajo en equipo y comunicación efectiva.
  • Dinámicas integradoras.

¿Hay Técnicas de Coaching Organizacional?

Sí, algunas de las técnicas que utilizamos son: Indagación Apreciativa, Teoría U, Liderazgo Resonante, Rutinas Defensivas, Patrones de Percepción, Focos Culturales, Modelos Laloux de empresas.

¿Si contratamos un coach resolvemos todos los problemas de la empresa?

El coach no trabaja solo, ni tampoco lleva fórmulas mágicas de mejora instantánea, es por ello que la empresa debe comprometerse también en el proceso. Los programas de coaching generan nuevas conversaciones, por lo cual sus líderes deben mantener abiertos sus canales de escucha activa y la posibilidad de retroalimentación permanente con su público. También hay que entender que la gente muchas veces se resiste al cambio, por eso es fundamental ser modelo de referencia de la conducta deseada, y hablar con el equipo en forma proactiva y frecuente.


¡Consultanos ya mismo!

Pactamos una visita, conversamos, escuchamos sus necesidades y diseñamos un programa de Coaching Integral a medida que se adapte a los requerimientos de la empresa.

FORMAS DE CONTACTARNOS