emprender

BORN TO FLY 1

¿Nací para volar? Es una pregunta que me hago y respondo con un breve recorrido de mujeres fuertes que marcaron mi vida, en el marco del mes y del día internacional de la Mujer. 8m.

¿NACÍ PARA VOLAR? Para contestar esta pregunta tuve que hacer un recorrido de idas y vueltas. En el marco del día Internacional de la Mujer, te invito a explorar algunas reflexiones de la mano de mis vivencias.

Cuando era chica, estaba segura que podía volar, que podía hacer lo que quisiera. Tenía muchos sueños. A medida que fui creciendo, cuando decía que quería hacer tal o cual cosa, se reían de mi o me decían: “sos mujer, no vas a poder”.

Las mujeres (en general) no éramos dueñas de empresas, sí podías ser “la esposa de”. No éramos gerentes, sino secretarias. No podíamos ser pilotas de avión (ni de cohetes a la luna), sino azafatas; tampoco científica, mejor maestra.

Muchos estereotipos que romper y muchos prejuicios que saltar. ¿Fácil? ¡Para nada!

A los 16 años tuve mi primer trabajo. Recuerdo que mi papá no quería que trabajara, “me iba a acostumbrar a tener mi dinero y luego no iba a querer estudiar”. Léase, iba a ser independiente e iba a dejar de pedirle, lo que generaba un absoluto control de su parte.

Mi madre siempre trabajó, desde chica, así que ella me apoyó y entendió. Su padre ni siquiera quería que estudiara, “¿para qué qué quiere estudiar la nena?”. Pero mi abuela la apoyó y se recibió de profesora.

Mi otra abuela soñaba con ser médica, pero no la dejaron ir a estudiar a la Universidad, quedaba lejos de su casa y una señorita bien no se iba lejos de su familia. Se recibió de maestra, pero llegó a directora, supervisora e inspectora general de escuelas en Mendoza.

¿Y yo? Por supuesto que seguí trabajando y estudiando. Por supuesto molestaba que hiciera lo que quisiera con mi dinero. Eso de que llegara a la casa con cosas compradas “no aprobadas” previamente y validadas, causaba muchas peleas, pero ¡siempre me quedaba con todo!

Me llevó muchos años darme cuenta que yo podía llegar más allá con mis propias alas y no bajo las alas de un hombre. Y no es algo azaroso decirlo, sino que nos preparaban para eso, para “crecer” a la sombra.

¿Nací para volar? No sé si nací para volar, pero seguro que aprendí en el camino.

Esto va dedicado a muchas mujeres fuertes que admiro y quiero, y sobre todo, a las mujeres con las que me crié, que como pudieron, se hicieron paso en la vida y salieron adelante.

También va dedicado ¡a todas las mujeres que aún no se dieron cuenta que tienen alas para volar solas!

#women #woman #internationalwomensday #womensday #mujer #8m #womensupportingwomen #8marzo #march8 #march8th #borntofly #fly #volar #alas

Acerca de Dina Spampinato

Ayudo a mis clientes a visualizar sus ideas para que se hagan realidad! Soy Lic. en Comunicación Social, coach de personas y empresas, facilitadora gráfica, formadora en talleres abiertos y en empresas con herramientas visuales, speaker, ilustradora y especialista en Visual Thinking. Creo en el poder que tienen los dibujos y las herramientas visuales como la forma de Comunicación más Efectiva. En el Visual Thinking, ha podido condensar toda su experiencia como coach, comunicadora y creativa! Soy una apasionada de los dibujos y todo lo que haga la vida más simple y feliz! :)

0 comments on “BORN TO FLY 1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: